En los zapatos de Valeria, de ELÍSABET BENAVENT

Tremendamente adictiva…

en los zapatos de valeria

Fresca, natural, divertida y muy real…

En los zapatos de Valeria es el primer libro de una saga de cuatro. Lo sigue (2)Valeria en el espejo, (3)Valeria en blanco y negro y (4)Valeria al desnudo. Me he leído la serie completa, pero me voy a centrar en el primero. Las portadas me han apasionado, la tipografía, la ilustración, el color blanco… de verdad, el diseño me ha parecido increíblemente detallista, sobre todo al finalizar las obras.

La saga narra las vidas de cuatro amigas íntimas que me han recordado (solo un poco) a la serie televisiva Sexo en Nueva York:

Lola: “la salvaje”, desenvuelta, sin pelos en la lengua, le encanta el sexo y cuando se enamora se asusta, lo niega y desaparece de la vida del supuesto individuo. Sergio, su jefe, la trae por el camino de la amargura. Tiene novia pero disfruta de los placeres carnales con Lola. Tiene un gusto exquisito en la ropa, aunque es muy soez, en cuanto al sexo se refiere. Es el personaje de Samantha en Sexo en Nueva York.

Nerea: “la fría”, estirada, racional, victoriana, íntegra en sus valores, demasiado pendiente de encontrar la perfección. Posee unas expectativas demasiado altas en el camino del amor. Lo tiene todo, éxito, físico, un novio que la adora, pero le falta algo, esa chispa que le haría sentirse viva… Es Miranda en Sexo en Nueva York.

Carmen: “la tierna”, fiel a sí misma, te habla con objetividad y si tiene que regañarte lo hace aunque te duela, no esconde sus sentimientos, aunque a veces debería. Odia con toda su alma a su jefe, Daniel, el novio de Nerea, y está enamorada de un compañero de trabajo, Borja. Es Charlotte en Sexo en Nueva York.

Valeria: insegura, tímida, pesimista, muy guapa, encerrada en una burbuja que la aísla del mundo exterior. Está casada con Adrián, un hombre impresionante físicamente, pero que se “olvida” de ella y que pasa más tiempo con su ayudante que con ella. Y todo cambia cuando conoce a Victor… Es escritora y es quien nos cuenta las escenas de sus amigas y de ella misma. Es Carry Bradshow en Sexo en Nueva York.

No obstante, debo aclarar que la serie televisiva no es de mis favoritas, ni me llegó al alma, aunque En los zapatos de Valeria ¡me ha encantado! Me he reído, he puesto los ojos en blanco, me he enfadado, me he enamorado… Me he sentido partícipe de la historia como un personaje más o incluso en la piel de ellos, ¡felicidades a Elísabet Benavent!

Valeria tiene veintisiete años y lleva cinco casada con el hombre de su vida, Adrián, fotógrafo profesional. Ella acaba de dejar su trabajo debido a la recién publicación de su primer libro, Oda. Su pasión es la escritura, aunque últimamente no consigue formar una frase en su siguiente libro, que José, su editor, necesita lo antes posible.

Se casó muy joven y muy enamorada, pero desde hace unos meses su marido no la toca… Esto es impensable en la mente femenina, ¿no? Es el hombre quien quiere sexo a todas horas y a diario, ¿cierto? ¿Qué le ocurre a Adrián? O, la pregunta sería: ¿el matrimonio va viento en popa?

Y surgen los celos, pues un día nuestra protagonista descubre que “el” ayudante de su atractivo marido resulta ser “la” ayudante, Alex, una niña de veinte años con un cuerpo de escándalo y que mira a su jefe con la admiración propia de una alumna fascinada por su guapo profesor. ¿Quién no sentiría miedo por lo que pueda pasar entre ellos?

Es entonces cuando Lola, la amiga de Valeria, decide animarla y sacarla de fiesta con unos amigos: Juan, Carlos y… ¡Victor!

Victor es un mujeriego, seductor, no se detiene ante nada, es el hombre más viril, apuesto y masculino que ha conocido Valeria y, sobre todo, está interesado en ella, aunque esté casada… Lola la previene, Victor es un tren de mercancías… Pero se siente tan a gusto con él, le hace sentir tan viva… Y comienza un juego de seducción, su mundo se tambaleará, su verdadero “yo” saldrá con fuerza al exterior y se replanteará lo que en verdad quiere en su vida, si se encuentra completa, si le falta algo… ¿Será infiel a su marido?

¿Y Victor?, ¿qué pasará con él? ¿Y Alex? ¿Y Adrián? Y, mientras la “feliz” vida de Valeria pende de un hilo, Lola, Nerea y Carmen nos entretendrán con sus escenas, sentimientos encontrados, dificultades y acciones diarias.

El libro me parece tan sencillo y tan natural escrito, con escenas cotidianas que cualquiera vive en su día a día, que la historia me ha atrapado con facilidad.

La que más me ha gustado, sin duda, ha sido Lola. Es la más franca y honesta consigo misma, la más sincera, la más valiente, la más entregada a sus amigas y la voz de la conciencia de Valeria. Y la relación entre las cuatro es una amistad intachable, pura y mágica de la que me he encariñado. Son una familia, se tienen las unas a las otras, se conocen, saben que no permitirán que ninguna decaiga si pueden evitarlo. Esto es maravilloso y me ha enternecido y emocionado. No se dicen “te quiero, amiga”, lo demuestran con actos, que es mucho más valioso que las palabras…

Victor… ¿A quién, en su sano e insano juicio, no le gusta Victor? Es guapo, tiene éxito, no le faltan mujeres, pero, en cuanto conoce a nuestra escritora, se volcará por completo en ella. ¿Qué tiene Valeria? Si está casada, ¿por qué él siente que hay una poderosa e invisible atracción que los mantiene unidos a pesar de las circunstancias?

¿Y el libro de Valeria? ¿Será capaz de escribirlo? ¿Cuál será la trama?

Debo añadir, además, que en ocasiones me he enfadado con la protagonista por determinadas decisiones que toma. Sin embargo, cuando lo he analizado en frío, la he comprendido. Yo soy una mujer felizmente casada, pero si me ocurriera lo mismo que a ella, a lo mejor actuaría del mismo modo, ¿quién sabe? Para comprender algo hay que ponerse en el mismo lugar y vivir la situación en carnes. Por este motivo me ha impactado la obra, por su cercanía hacia el lector y porque, de alguna manera, me ha recargado las pilas del optimismo y me ha hecho pensar y agradecer, no solo en el amor, también en la importancia de la amistad y en valorar a las personas que tenemos al lado y que a veces son invisibles a nuestros ojos. Que un libro consiga esto, es para apludir a la autora, sin duda, aquí cuenta con una fiel seguidora.

Es un libro y una saga tremendamente adictivos que me volveré a leer, en el que me he sentido identificada y que recomiendo para “achispar” un poco nuestras vidas.

¡Anímate a conocer al resto de personajes que pueblan la vida de Valeria y de sus amigas con esta serie romántica cargada de humor, desastres y más cosas!

¿Lola hallará el amor más allá del sexo? ¿Nerea se descubrirá a sí misma? ¿Carmen se encontrará con la vida que tanto ha deseado? ¿Y el cuadrado vicioso entre Valeria, Adrián, Victor y Alex? ¿Habrá alguien más que destape a Valeria?

Para mí, un libro es la mejor medicina del mundo, ya sea escribiéndolo o leyéndolo, y En los zapatos de Valeria es un ejemplo claro de ello.

Un pensamiento en “En los zapatos de Valeria, de ELÍSABET BENAVENT

  1. Pingback: Reseña: En los zapatos de Valeria | El códice de Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s