Las reglas del juego, de ANNA CASANOVAS

Las reglas del juego es un romance actual de la aclamada escritora Anna Casanovas. Es una historia que me ha hecho suspirar en más de una ocasión y eso, para mí como crítica, influye favorablemente a la hora de redactar la reseña.

las reglas del juego

Susana Lobato ha cumplido treinta años y lo tiene todo. Está muy satisfecha con el momento que está viviendo tanto a nivel laboral como personal. Es una periodista económica que adora su trabajo y cuya experiencia y profesionalidad serán recompensadas próximamente, pues será la presentadora de un nuevo programa televisivo. Además, está prometida a Tim, un hombre maravilloso, jugador del equipo de fútbol americano “Patriots“, en Boston.

Sin embargo, todo cambiará cuando una noche, la noche en que los Patriots pierden la final de la Super Bowl, Tim anula la boda y huye a París. Es entonces cuando el jugador le pide a su mejor amigo que cuide de ella en su ausencia, que sabe que la ha herido, pero que ante todo desea que Susana se recupere de la ruptura. Este amigo no es otro que el capitán de los Patriots, Kev MacMurray, “Huracán Mac”, la persona que más odia a la periodista, un odio que es correspondido por Susana.

Kev acaba de cumplir treinta y cinco años y lo que más desea es que su vida cobre algún sentido. El fútbol le apasiona, pero nota que ya tiene una cierta edad y que se encuentra por completo solo. Las mujeres, las fiestas y el deporte no lo son todo, necesita algo más, algo que le haga vibrar. Además, que su mejor amigo se haya marchado al finalizar la temporada dejando a una prometida plantada no ayuda mucho a que Kev se sitúe. ¿No dicen que las cosas pasan por algo?

Huracán Mac promete a Tim cuidar de la periodista, o por lo menos intentarlo, pues lo último que quiere es cruzarse con Susana Lobato, la mujer más terca, estirada y repelente que ha conocido. Y lo hace, pero nuestra protagonista no se lo pondrá fácil. Ahí será cuando Kev se empleará a fondo, sin darse cuenta de ello, y su mente rememorará constantemente imágenes de la periodista, escenas vividas con la ex novia de su mejor amigo. Así, Huracán Mac se percatará que sabe más de Susana que el propio Tim.

Una noche, la periodista ahogará sus penas en el tequila y se presentará en casa de Kev para demostrarse a sí misma que no siente nada por el capitán de los Patriots. Pero, las cosas no salen como uno las planea, y ambos se enfrascarán en un nuevo mundo que les traerá de cabeza y les hará replantearse cuestiones y responderse preguntas que hasta el momento eran inexistentes.

Susana se dará cuenta que lo que la unía a Tim no era amor, no obstante, ¿qué es lo siente por Kev? Y, ¿Kev?, ¿será capaz de guiarse por su corazón y traicionar a su mejor amigo por una mujer a la que creía detestar? Y, ¿Tim?, ¿por qué decidió huir a París cuando se casaba con Susana dos meses después?

Susana Lobato es fuerte, independiente, segura de sí misma y, lo más importante, posee una apariencia que engaña y, mientras vas leyendo, descubres a un personaje llamativo, cariñoso, dulce y, sobre todo, falto de amor, lo que te llevará a desearle un final de cuento de hadas. Esto ocurrirá también con Kev MacMurray. Ambos poseen un fuego en su interior que deberán estallar para poder vivir, pero explotar juntos y a la vez, aunque no lo sepan hasta que no se enfrenten a sus propios miedos.

La historia es sencilla y está muy bien construida. Todo va enlazado de principio a fin, sin saltarse un detalle y sin sobrar un signo de puntuación. La autora te introduce en la trama desde la primera línea.

Además, en cada capítulo, y en referencia la título, habrá una regla básica sobre el deporte que hace como de sumario sobre el propio capítulo, es decir, las reglas del juego sí, pero relacionadas con el amor. Esto me ha gustado mucho porque en ningún momento se pierde la línea del fútbol americano ni de la trama principal, lo que supone un punto extra en la novela, pues de forma inconsciente haces metáforas y la escritora consigue destapar el amor desde un punto de vista diferente al que, yo por lo menos, no estoy acostumbrada.

Al igual que comprendes las acciones y el pensamiento de Kev. Kev es un jugador de fútbol americano y como capitán se plantea y desarrolla las estrategias a seguir tanto en los partidos como con Susana, aunque la periodista le traerá de cabeza. Aquí Anna Casanovas demuestra que en el amor existe una única regla a seguir: guiarte por el corazón.

Me encantan Susana y Kev. La pasión que desbordan, el amor escondido que los une es electrizante. Te olvidas de Tim, te olvidas de todo y solo deseas continuar leyendo sin descanso. Las escenas íntimas son elegantes, sutiles y desbordantes, otro punto extra en cuanto a mis gustos se refiere.

Te absorbe desde el comienzo. Es un libro entretenido, que no es el mejor de mi vida, pero que sin duda recordaré y seguramente leeré de nuevo. Acabo de descubrir el libro y me ha sorprendido mucho y para bien.

Merece la pena soñar con este romance…

Anuncios

Un pensamiento en “Las reglas del juego, de ANNA CASANOVAS

  1. Pingback: Reseña: Las reglas del juego | El códice de Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s