Ligeramente peligroso, de MARY BALOGH

Ligeramente peligroso, de Mary Balogh, es una lectura obligada para los amantes e iniciadores del romance histórico. Es una nueva versión (con sus matices y su propia personalidad) de Orgullo y prejuicio, de Jane Austen. Es una obra brillante, desde mi humilde punto de vista y desde mi pasión incontrolable por las historias de amor ambientadas en otra época.

Londres, ciudad por excelencia…

La Regencia, época de mayor esplendor en que los matrimonios de conveniencia son la norma primaria de la sociedad y el amor no ocupa lugar imaginable…

Un duque arrogante y déspota, el mejor protagonista…

Una joven rebelde y de corazón inestimable, el complemento perfecto…

Diálogos inteligentes y sarcásticos, la guinda del pastel…

Ligeramente peligroso es el sexto y último libro de la saga de los Bedwyn, un grupo de seis hermanos, hombres y mujeres que buscan el amor, luchan contra la tentación y juegan con el escándalo.

ligeramente peligroso

Wulfric Bedwyn, duque de Bewcastle, está aburrido. Sus cinco hermanos están felizmente casados y se han alejado del nido. Es por ello por lo que acepta la invitación a la fiesta campestre por excelencia de la temporada. Y su llegada a la misma suscitará tal revuelo en la flor y nata londinense que supondrá una aventura y una sucesión de escándalos en toda regla para nuestro protagonista.

Bewcastle es uno de los hombres más ricos, poderosos e influyentes del reino, además de ser el soltero más codiciado. Sin embargo, nos topamos con un auténtico duque inglés de la Regencia: altivo, frío y distante. Educado según el protocolo, una férrea disciplina, un estricto control y una ausencia de emociones, es minucioso y rígido con las normas. Eso sí, no existe hombre más atractivo que él (a pesar de la nariz prominente característica de la familia Bedwyn).

Pero su belleza exterior solo es comparable con su inteligencia, en lo demás, es una persona carente de corazón, o mejor dicho, poseedor de un caparazón de hierro forjado que necesita un pequeño roce para romperse, sí, sí, un pequeño roce…

¿Quién es ella?

Christine Derrick es la hija de un caballero y viuda del hermano de un vizconde. La organizadora de la fiesta campestre es amiga suya y por hacerle un favor decide asistir a la misma. Ya desde el primer momento en que se cruzan los caminos de Wulfric y Christine, ambos se odiaran, pero lo que ella no espera ni desea es ganarse las atenciones del duque, pues será la única mujer a la que mirará Bewcastle y ese caparazón, sin quererlo, comenzará a resquebrajarse.

Christine lo desconcierta, lo exaspera y lo atrae como ninguna. Y ella es completamente inmune a su título y a su posición. Pero la frialdad y el despotismo del duque supondrán en ella una especie de reto en sus emociones y en su rebeldía. Christine, de generoso corazón, de gran vitalidad, franqueza absoluta sin importar las normas de la alta sociedad y completo desinterés en él, se convertirá en la media naranja perfecta que necesita Wulfric para vivir.

Una mujer de carácter tan decidido, fuerte, obstinado, único y auténtico como ella es el tesoro de esta novela. El premio se lo concedo a los personajes, los dos a partes iguales, pues los he amado tanto como los he odiado, he comprendido sus miedos, sus dudas, sus decisiones y sus errores. Me he involucrado totalmente en las escenas, en los ingeniosos diálogos y en la ardiente pasión que se empeñan en esconder e intentar ignorar la tentación de la química que descargan.

Siento una profunda predilección por personajes masculinos como el duque de Bewcastle. No puedo evitar enamorarme de hombres que parecen simples a primera vista por el hecho de ser estrictos debido a la educación recibida, pero que los envuelve un misterio sutil que se mantiene hasta el final y una sensibilidad que no está a plena luz del lector, sino en lo más hondo del alma del personaje, alma que he alcanzado gracias a la soberbia pluma de Mary Balogh.

Las situaciones escandalosas a las que Christine llevará a Wulfric se sucederán una tras otra. Y no me olvido de una inesperada proposición que será rechazada y que ofrecerá más pimienta a esta obra…

No voy a contar más porque deseo que la leáis. Es una obra magnífica en cuanto a novela romántica histórica. Es delicioso su ingenio y el recuerdo vago de Orgullo y prejuicio, un libro cumbre en la literatura mundial, ambas obras indispensables en la biblioteca de cualquier persona romántica.

Es una historia de amor encantadora, un regalo placentero para los lectores amantes de este género, donde se demuestra que en el amor y en la guerra todo vale y que del odio al amor hay solo un pasito…

¿Estáis dispuestos a dar ese pasito conmigo en Ligeramente peligroso?

Anuncios

Un pensamiento en “Ligeramente peligroso, de MARY BALOGH

  1. Pingback: Reseña: Ligeramente peligroso, de MARY BALOGH | El códice de Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s