Matrimonio por contrato, de JENNIFER PROBST

¿Cuántas novelas habremos leído sobre un millonario y una mujer corriente que contraen matrimonio sin amarse por un objetivo concreto, y que luego se enamoran? Muchas. El tema no es original, por lo que la autora requiere de un extra en su imaginación: hacer partícipe al lector de la historia a base de inteligencia y de entretenimiento. Juegan un papel fundamental los personajes, principales y secundarios, pues la trama es simple.

Pero, contestad sinceramente, en el subgénero contemporáneo de la romántica, decidme los temas que abundan, porque en realidad este tipo de libros, nos entretengan o no, se fundamentan en el amor, en encontrar el alma gemela, en dejar de sufrir para ser feliz, para ser correspondido, para vivir un amor pasional y auténtico, en definitiva para obtener “felices para siempre“.

Y os confieso que los temas sencillos, que los temas “trillados” como prefiráis llamarlos, son mi debilidad. No me canso de leer “felices para siempre”. Las novelas, los relatos, cualquier historia narrada, sea ficticia o no, está para soñar, para desconectar del mundo, para vivir una realidad paralela, para imaginarnos en otra época o no, en otras circunstancias o no, incluso algunas nos recuerdan valores que habían caído en el olvido, o rompen o ayudan a romper nuestra monotonía, nos cargan las pilas, tengamos pareja o no.

matrimonio por contrato

Por este motivo, Matrimonio por contrato me ha encantado. La trama no tiene complicaciones: un millonario, Nick, y una mujer “plebeya”, Alexa, deciden casarse por mutuo acuerdo. Él así lo desea porque si no pierde la empresa que tanto esfuerzo y trabajo le ha costado. Ella acepta porque necesita dinero para pagar la hipoteca de sus padres. Ambos contraen matrimonio con una idea fija: no enamorarse, no hacer el amor, no ser infiel, todo durante un año, después cada uno por su lado.

No obstante, la vida en pareja no será nada fácil, pues ya se conocen desde que eran niños: ella es la mejor amiga de la hermana de él. El problema es que Alexa se enamoró de Nick muchos años atrás. Sin embargo, él se comportó como un verdadero asno y consiguió que ella llegara a odiarlo, sin pretenderlo pero lo hizo.

Y a pesar de haber estado años sin verse, ni cruzar comunicación alguna, la tensión es sexual y no está resuelta. El principal obstáculo es que Nick no cree en las mujeres, bueno, cree que las mujeres son ambiciones sin capacidad para amar, tan solo viven para sacar todo el dinero posible a los hombres. Y como Alexa no le cuenta la verdadera razón por la cual necesita dinero, piensa que ella es como todas y así se lo hace saber en la menor oportunidad, que suele ser cuando se enfadan. Alexa jamás le contradice, sino que alimenta su penosa creencia del sexo femenino.

Solo ellos y la hermana de Nick conocerán la verdad. De cara a los demás deberán guardar las apariencias y parecer enamorados. Sin embargo, los dos jugarán con fuego y la llama del amor les prenderá poco a poco pero con una intensidad abrumadora. En ocasiones, cuando actúan sin pensar, el juego se convertirá en realidad, incluso los sentidos de ambos se fusionarán, pero su negación al amor y su temor a no ser correspondidos les hará vivir más de una situación incómoda, triste y desesperante.

Además, él lleva consigo una pesada carga sobre sus hombros. Ha sido rico de cuna, el típico niño criado por niñeras y sin el cariño de un padre y una madre, ambos ausentes en su vida, por lo que tampoco cree en la familia. Ella, en cambio, ha recibido y recibe un amor infinito de su familia. Esto supondrá un choque de voluntades, de conciencias, de corazones.

Jennifer Probst mantiene al lector en una constante tensión sexual no resuelta que hará reír y suspirar. Y esto es maravilloso, querid@s, por ello, desde aquí felicito a la autora. Está muy bien escrito, tanto por su pluma como por su imaginación. Las discusiones no se hacen pesadas, las conversaciones entretienen. Nick es muy serio, Alexa es muy irónica, y te ríes, no puedes evitarlo, te lo pasas bien, incluso a veces deseas gritarles que se besen de una vez, que se acaricien, pero sobre todo que se sinceren, que están hechos el uno para el otro aunque ellos, evidentemente, no se dan cuenta. Son opuestos en todos los aspectos e inevitablemente destinados a estar juntos, pero, ¿aceptarán el destino que los une?

Es un libro rápido de leer, que engancha desde el minuto cero y que te incita a continuar la serie, porque Matrimonio por contrato es la primera novela de la saga Casarse con un millonario, de Jennifer Probst.

Me he leído la serie completa y debo señalar que la historia de Nick y Alexa es la más bonita y romántica de todas, la que más me ha acariciado el corazón, la que más me ha gustado, aunque sí es cierto que hay otra de la saga, diferente a las demás, que también me ha conquistado. ¿Qué os parece si os las leéis y así adivináis cuál es?

Os estaré esperando…

 

Anuncios

3 pensamientos en “Matrimonio por contrato, de JENNIFER PROBST

  1. Pingback: Reseña: Matrimonio por contrato, de JENNIFER PROBST | El códice de Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s