Y llenarte el muro de flores, de LAURA NUÑO y HELEN C. ROGUE

Felicidades a las dos escritoras, Helen y Laura, por crear esta historia de amor tan encantadora. Es atrevida, arrebatadora, tierna, natural y muy romántica. Posee los ingredientes necesarios para hacernos pasar a los lectores una tarde dulce, y a los escritores una novela corta apetecible, incluso envidiable.

No había leído nada hasta el momento de ambas autoras españolas y Y llenarte el muro de flores me ha sorprendido gratamente. Mi mayor fascinación es el romance histórico y pocas son las obras de romance contemporáneo que me conquistan. Al igual que no me suelen atraer las historias narradas en primera persona (a pesar de que yo escribo así en algunos de mis relatos), prefiero en tercera persona. Sin embargo, este es un caso evidente de haberse roto mis esquemas, una de las excepciones que confirman la regla, vamos.

y llenarte el muro de flores

Noelia y Nacho se conocen por Facebook, por medio de “un favor”, y comienzan una amistad que, con el paso de los días, se convierte en algo más. Es irremediable. Se escuchan (mejor dicho, se leen), los detalles son lo mejor… Él poco a poco va conquistándola hasta que ambos, sin pretenderlo ni desearlo por las duras circunstancias que les ha tocado vivir, se enamoran. No obstante, no todo será color de rosa, y lo que parece que va viento en popa se truncará de un modo que el lector se sorprenderá, se entristecerá, se enfadará… El pasado de Noelia y el presente de Nacho se cruzarán en su camino, los golpearán, sufrirán, odiarán, amarán, reirán y llorarán.

Es cuestión del destino. Este libro me ha hecho convencerme aún más en mis propias creencias sobre el amor, pues el amor no se controla, ni se puede esconder, y a veces sí es cierto que el destino nos manda señales y trenes para no perder oportunidades. El amor de repente se cruza en vuestro camino y no podéis luchar contra ello. Luego, obvio, las consecuencias dependen de nuestros actos y hay que acatarlas y vivir con ellas. Está en nuestra mano, como les ocurre a Noelia y a Nacho, tomar las decisiones, decisiones que marcarán un trozo o el resto de sus vidas a lo largo de las páginas.

Noelia es preciosa, tanto en su interior como en su exterior. Ha simpatizado enseguida conmigo, sin duda. Es tierna, graciosa, muy buena persona, leal, inocente y fuerte, aunque carece de seguridad en sí misma. Es el personaje femenino, desde mi punto de vista, perfecto. Afronta la vida sin hacer hincapié en el futuro, se conforma con los desastres en cuanto a su corazón, pero a la vez sueña como una niña con su propio cuento de hadas, con perdices al final del camino, esto es lo admirable en su persona, que, a pesar de los pesares, su corazón nunca deja de latir. Es sincera y le da pánico lo que siente por Nacho, le da pavor que se tuerzan las cosas, y eso consigue que el lector desee abrazarla y animarla, ¡que tire la casa por la ventana! Me he sentido identificada y me he reído mucho con su ingenio, es muy franca.

Y Nacho… Bueno, Nacho hará que os desternilléis de risa, sin exagerar, y que lo deseéis como hombre, tanto antes como después de su cambio físico. Y es tan detallista… Se considera un simplón, pero precisamente es su sencilla personalidad lo que lo convierte en el príncipe imperfecto que cualquiera quisiera en su vida. Sí, sí, “imperfecto”, pues en su imperfección está su perfección. Los actos típicos como un ramo de flores, unos bombones, un mensaje de móvil, algo soso si me apuráis, los transforma en el gesto más romántico del mundo… ¡Adoro a Nacho! Me encanta su tripita cervecera y después sus músculos, su ironía en la vida, su forma llana y sin reveses de pensar y de actuar, el cariño que siente hacia su hija, la honestidad de su alma, la pasión que desborda y que hace palpitar…

También tenemos a los personajes secundarios, que juegan un papel fundamental. Estrella, la hija adolescente de Nacho, es un encanto de niña, muy extrovertida, dulce, pícara y segura de sí misma. Es la clave de la historia, o por lo menos la llave que abre la puerta a lo esencial… Y Victor, el hermano de Noelia, es su gran amigo, su pilar, su confidente y paño de lágrimas, es un amor, y me he quedado con ganas de leer su historia, me ha parecido un personaje muy interesante.

Se trata de una novela que es altamente recomendable cuando el lector está pasando una mala racha, y también en caso contrario, por supuesto. Te llena de optimismo, de energía, de creer que todo es posible, que todo lo puedes conseguir con paciencia y esfuerzo, claro, que todos los actos buenos merecen su recompensa. Yo ya os lo he dicho, para mí un libro es la mejor medicina del mundo, ya sea creándolo o leyéndolo, como Y llenarte el muro de flores.

Los diálogos entre los protagonistas y las ocurrencias de los personajes me han entretenido y gustado mucho. Y las escenas íntimas me han sacado más de un suspiro, por la elegancia y la sensualidad al mismo tiempo. Son atrevidas, provocativas, ardientes, cargadas de una pasión indescriptible, y todo ello con la sutileza de dos buenas escritoras. Nacho es salvaje y protector a la vez, Noelia es entregada y muy femenina. En mi opinión, son los polos de un ente atraídos, porque, irremediablemente, se complementan. Pero, ¿serán capaces de aceptar el destino, de tomar las riendas de su vida, de afrontar las desventuras, de arriesgarse a ciegas…?

Solo por poner un par de pegas… Se me ha hecho muy corta, me he quedado con ganas de más escenas: hubiera metido más cizaña al papel de Hugo, el antagonista, y a las acciones de este personaje, y hubiera desarrollado más a la verdadera Estrella (debéis leerlo, queridos, para saber a qué me refiero con esto).

No os preocupéis, es que soy muy quisquillosa, es mi humilde opinión. Como también enfatizo lo bien que está escrito el libro. Da gusto ver una obra tan bien publicada, de verdad, ¡da gusto! Y no solo en el ámbito ortotipográfico, que también, sino en la conexión que crean Helen y Laura con el lector: me han atrapado de principio a fin. Hay mucha narración, pero es tan cotidiana, tan cómica y tan comprensible, e incluso algunas frases o preguntas retóricas están dedicadas al lector, que el libro adquiere un punto extra más para valorarlo positivamente.

¿Os hace llenaros vuestro muro de flores? A mí sí, desde luego.

3 pensamientos en “Y llenarte el muro de flores, de LAURA NUÑO y HELEN C. ROGUE

  1. Pingback: Reseña: Y llenarte el muro de flores | El códice de Sofía

  2. Bueno, Sofía, ¿qué decirTE? Pues eso. TE! Muchas gracias por una reseña tan completa, tan objetiva y emotiva a la vez. Por hacerme sentir! Gracias, gracias y mil veces gracias!

    • Gracias a vosotras dos por haber escrito el libro, por haber leido mi reseña y por dedicarme unas palabras… Así da gusto escribir!! Mucho ánimo en vuestro camino, triunfaréis, sin duda!! TE!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s